lunes, 7 de julio de 2014

The Doors - Riders On the Storm (letra en inglés y traducción al español)

Ya sabéis que los lunes estamos siguiendo el guion que nos ha marcado de Diego A. Manriqué en su libro Jinetes En La Tormenta, obra en la que nos muestra un excelente y variado muestrario de la música de los últimos cincuenta años. Y hoy le toca a los creadores de la canción que le ha servido para titular la que se ha convertido en Biblia de este blog y que os traemos para que disfrutéis de esta joya.

Esta banda californiana surge de la unión de dos universitarios de UCLA que se reencuentran por casualidad en una playa, y tras entablar conversación uno declama un poema que acaba de terminar y el otro entona una melodía para convertirla en canción, el primero es ese mito llamado Jim Morrison, el segundo el genio minusvalorado de Ray Manzarek. Su unión con uno de los mejores guitarristas de rock, Robby Krieger, y un baterista más que notable, John Densmore, da lugar en 1966 a la banda The Doors que será una completa conmoción en la música del momento. Las letras del vocalista son de una calidad muy superior a las del momento, con una gran importancia de la psicodelia, de los elementos oníricos y de la poesía romántica y la simbolista del siglo XIX, mientras que la música bebe de los amplios conociemientos de los integrantes que van de lo más clásico al flamenco. Su primer éxito es la inmensa The End que les consigue un contrato con Elektra Records, aunque será Light My Fire (cuya versión de José Feliciano la tenéis en esta entrada) la que les dé su primer número uno en listas. Le siguen grandes temas como People Are Strange, Hello, I Love You, The Unknown Soldier, Touch Me, que les consolidan como una de las bandas punteras. Pero al mismo tiempo Morrison comienza su particular descenso a los infiernos del alcohol y la droga a los que el resto de sus compañeros deciden no seguirle, aunque nunca dejaron de apoyarle a pesar de su problemática actitud. Tras grabar la genial L.A. Woman el cantante decide tomarse un descanso en París donde fallece de una sobredosis en 1971 a los 27 años. La banda sigue en activo un par de años más con ventas aceptables, pero en 1973 se disuelven.

La letra nos cuenta tres ideas. La primera la tristeza de vivir en un mundo al que se nos arroja para vivir sin lo que queremos y solos. La segunda parece inspirada en la sangrienta historia de un asesino en serie, Billy Cook, que se dedicaba a matar a quienes le cogían como autoestopista. Y la tercera es una desesperada petición a las chicas para que hagan comprender a sus parejas que en ellas y su amor está la solución para vivir para siempre (afirmación que secundo como los Mandamientos).



La música de Riders On the Storm es un prodigio de habilidad técnica de Ray Manzarek que consigue dotarla de una personalidad inconfundible. El teclista empieza con unos efectos de tormenta y mar pregrabados, mientras marca el ritmo con una mano en su Fender Rhodes Piano Bass y hace las variaciones con la otra en el teclado electrónico, teniendo a la percusión como apoyo. La voz y la guitarra entran más tarde, y esta última toma protagonismo en los interludios musicales, aunque son los teclados los reyes de la canción.



Letra Original:
Letra Traducida:
Riders on the storm
Into this house we're born
Into this world we're thrown
Like a dog without a bone
An actor out alone
Riders on the storm

There's a killer on the road
His brain is squirming like a toad
Take a long holiday
Let your children play
If you give this man a ride
Sweet family will die
Killer on the road, yeah

Girl you got to love your man
Girl you got to love your man
Take him by the hand
Make him understand
The world on you depends
Our life will never end
Got to love your man, yeah

Riders on the storm
Riders on the storm
Into this house we're born
Into this world we're thrown
Like a dog without a bone
An actor out alone
Riders on the storm

Riders on the storm
Riders on the storm
Riders on the storm
Riders on the storm
Jinetes en la tormenta,
a esta casa somos paridos,
a este mundo somos arrojados,
como un perro sin un hueso,
un actor sin nadie,
jinetes en la tormenta.

Hay un asesino en la carretera,
su cerebro está retorciéndose como un sapo.
Tómate unas largas vacaciones,
deja que tus niños jueguen.
Si le das una vuelta a este hombre,
la dulce familia morirá.
Un asesino en la carretera, sí.

Chica, tienes que querer a tu hombre,
chica, tienes que querer a tu hombre,
tómale de la mano,
hazle comprender,
que el mundo depende de ti,
nuestra vida nunca terminará,
tienes que querer a tu hombre, sí.

Jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
a esta casa somos paridos,
a este mundo somos arrojados,
como un perro sin un hueso,
un actor sin nadie,
jinetes en la tormenta.

Jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario