viernes, 7 de diciembre de 2012

Dulce Pontes - Canção do Mar (letra en portugués y traducción al español)


Celos, esa emoción hermana bastarda del amor, que algunos justifican exculpándola por el afecto extremo que se tiene por la pareja, mas en realidad esconde el miedo furibundo no sólo a la muerte de la relación si no el pánico de la pérdida. Porque en el fondo la persona celosa considera al/la otr@ una propiedad privada, una posesión en exclusiva, un tesoro para su avaricia. Enemigo de la libertad, y paso primero para la desgracia de “la mate porque era mía”. Y como es algo tan malvadamente extendido, ha sido carne de novela, teatro, y poemas, y por supuesto de canciones como la que hoy os traigo.

Dulce Pontes es una de las figuras del fado moderno al que no sólo aporta toques pop, si no le añade toques norteafricanos y balcánicos. En 1993 graba su segundo disco titulado Lágrimas del que destacará esta versión de Canção do mar de la inmensa Amália Rodrigues, que tuvo un gran éxito internacional y que después fue utilizada en la BSO de la película Las Dos Caras de la Verdad (donde por cierto Edward Norton se merienda a Richard Gere). Posteriormente ha seguido experimentando con su música y derivando a eso tan ecléctico que son las músicas del mundo.

La letra nos habla del mar, es curioso como las personas que viven de él le han humanizado y le han conferido sentimientos y comportamientos humanos. En España es masculino en casi todas las acepciones, mas si se encrespa, si se vuelve peligroso le volvemos femenino (mar picada, mar gruesa, mar arbolada), porque para nosotros, los hombres, su comportamiento es tan voluble como el de las féminas, pero también porque los marinos aman al mar casi como a la mujer. En portugués es el mar y este tiene celos de quien baila en el barco porque con su danza está enamorando a quien él ama y/o posee y le amenaza. El marinero se defiende ya que no es su propósito, mas a partir de entonces ya no va al mar cruel porque así no le dirá donde se encuentra con ella, así ojos que no ven corazón que no siente, je, je.



La música de la versión que nos ofrece la artista de Montijo tiene un arranque claramente basado en la música árabe, con un ney (flauta árabe), un tambor y unos triángulos, para que después sean los violines los que nos den paso a la voz complementada por una arpa. Pero todo está al servicio de una voz rica en matices, capaz de la suavidad de las rimas, y que al mismo tiempo es capaz de hacer ejercicios vocales de enorme recorrido.


© Frederico de Brito, Ferrer Trindade y Virgin 
Letra Original:
Letra Traducida
Fui bailar no meu batel
Além do mar cruel
E o mar bramindo
Diz que eu fui roubar
a luz sem par
do teu olhar tão lindo

Vem saber se o mar terá razão
Vem cá ver bailar meu coração

Se eu bailar no meu batel
Não vou ao mar cruel
E nem lhe digo aonde eu fui cantar
Sorrir, bailar, viver, sonhar contigo

Vem saber se o mar terá razão
Vem cá ver bailar meu coração

Se eu bailar no meu batel
Não vou ao mar cruel
E nem lhe digo aonde eu fui cantar
Sorrir, bailar, viver, sonhar contigo.
Fui a bailar en mi barco
Más allá del mar cruel
Y el mar rugiendo
dijo que fui a robar
la luz sin par
de tu mirada tan hermosa

Vete a saber si el mar tiene razón
Ven aquí a ver bailar mi corazón

Si bailo en mi barco
No voy a la mar cruel
Y no le digo a donde fui a cantar
a sonreír, a bailar, a vivir, a soñar contigo

Vete a saber si el mar tiene razón
Ven aquí a ver bailar mi corazón

Si bailo en mi barco
No voy al mar cruel
Y no le digo a donde fui a cantar
a sonreír, a bailar, a vivir, a soñar contigo



































9 comentarios:

  1. Dulce Pontes, un nombre que está muy bien situado en mi top 10. Cada día me gusta mas la música portuguesa y brasileira y ella tiene mucho que ver ello.

    ResponderEliminar
  2. Es una pena como vivimos de espaldas de un pueblo con el que tanto compartimos. Su lengua es musical y al mismo tiempo entendible, e intentaré traer más canciones para disfrute de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa canción, como para cerrar los ojos y dejarse llevar. Gracias Guillermo.

      Eliminar
    2. Una gran canción y una belleza excepcional.
      Espero que nos sigas acompañando en las publicaciones del blog.

      Eliminar
    3. Descubrì esa cancion hace muy poco tiempo y de casualidad, viendo una película, supongo que seria la que mencionais arriba, y me encantó. La verdad es que nunca me habia interesado ni el fado ni la música portuguesa, pero a partir de ahí he cambiado mi percepción del pais vecino.

      Eliminar
    4. En portugués están algunas de las más hermosas canciones de la Humanidad y nosotros tendríamos que ser los primeros en alegrarnos, pero desde siempre hemos tenido un cierto aire de superioridad por tener más dinero y estar más cerca de Centroeuropa, cuando en realidad todos los que habitamos esta Iberia somos tan iguales.
      Si conoces alguna otra canción que te guste y quieres que le hagamos una entrada no dudes en hacérnosla saber porque este blog es un poco de todos.
      Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  3. Esta canción la estamos ensayando en la CORAL FROL NOVA DE CHAPELA para incorporarla en nuestro repertorio.

    ResponderEliminar
  4. El batel es una embarcación pequeña, en Galicia hay una modalidad de remo en batel, en él van cuatro remeros y un patrón. Mis nietas Sara y Laura han sido campeonas de España dos veces. Resumiendo, batel es palabra española también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ANselmo, de verdad que lo desconocíamos y apreciamos tu apunte. Felicidades por tener esas nietas tan deportistas de las que sentirse orgulloso. Y por último ánimo con vuestra coral porque hemos visto unas actuaciones vuestras en Youtube y sois francamente buenos.
      Esperamos que nos sigas acompañando en el blog.

      Eliminar