jueves, 5 de enero de 2017

Frank Sinatra – New York, New York (letra en inglés y traducción al español)

“Querido Baltasar:
Te pido mis más sinceras disculpas después de tantos años de silencio, pero lo cierto es que he dejado las sorpresas a tu buen criterio y por el momento no me has defraudado. En cuanto a mi comportamiento, creo que en este año 2016 me he portado igual de bien o de mal que los anteriores ya que he decidido exigirme lo justo y necesario para que mis defectos no afecten a los demás. Lo que si quería agradecerte es el regalo tan especial que me has ofrecido en este 2016 al colaborar en un blog inicialmente por profundizar en algo que me apasiona como es la música. Seguidamente he experimentado que escribir me ha llevado a la introspección tan necesaria para amueblar la biblioteca de mi azotea que necesitaba un repasito. Y por supuesto, me ha brindado la oportunidad de conocer a personas con las que me hermanan los valores y que me han abierto nuevos horizontes. En especial a personas como Pi, con la que además tengo en común algo tan trascendental como es el hecho de ser mujer y madre. Ella me ha enseñado a tener la sensibilidad de detectar y luchar contra pequeñas injusticias del día a día que acumulados son una bomba nuclear, a ganar el pulso al odio con mucho amor, a encontrar la felicidad en los pequeños detalles convertidos en poesía, a luchar por los tuyos y por tus sueños sin perder la sonrisa, a entender que la sororidad (compañerismo entre las mujeres) nos ayudara a tener un mundo más justo hacia nosotras y a cuidar todos los detalles para que los que nos rodean se sientan más queridos y valorados. En definitiva, con Pi he aprendido a que en lugar de volvernos locos buscando el elixir de la felicidad por esquinas imposibles, deberíamos buscarlo en nosotros mismos avivando nuestros sentidos y, por tanto, siendo un poco más sensibles. De hecho, pienso que son personas como Pi las que definitivamente inspiran y le dan una gama clara a tanto pantone gris que vemos a diario. Intuyo que estabas con otros menesteres en la cabeza, porque le habéis regalado un año 2016 de no repetir. Como aún creo en tu magia y sentido de justicia, querido Baltasar, me he traído a su adorado Frank Sinatra para convencerte con su New York, New York de que ya va siendo hora de que te estires y le regales su tan ansiado viaje a La Gran Manzana “
María Carricas.

Frank Sinatra (al que hemos tenido en estas entradas) nace en Nueva York en 1915 y tuvo una infancia feliz en la taberna que poseían sus padres, pero durante la juventud alternó con los pandilleros de la zona que le llevaron a dar con sus huesos en el calabozo en un par de ocasiones. Aunque había cantando de forma amateur antes, no fue hasta que asistió a un concierto de Bing Crosby (al que hemos tenido en estas entradas)que decide hacerse profesional. Su potencia vocal no era suficiente para llenar aforos grandes pero, afortunadamente para todos, el micrófono radiofónico se perfecciona y se popularizan los programas de radio musicales siendo él uno de los primeros en aceptar cantar en directo en ése medio, lo que le convierte en un ídolo principalmente entre las jóvenes americanas. Son años donde sus temas como I'll Never Smile Again, Pale Moon, o There Are Such Things le convecen de iniciar su carrera en solitario en 1942. Sigue el éxito con temas como Night And Day o Mam'selle pero los escándalos hacen que parte del público le dé la espalda, pero entonces decide apostar por el cine y consigue el papel Angelo Maggio en la película De Aquí a la Eternidad con el que consigue un Oscar. De nuevo es capaz de ver el futuro y reconocer en los programas de TV el mejor método de promoción, donde además servirá de transición entre los nuevos estilos musicales como el rock y el pop, y el jazz. Son años de canciones míticas como Young at Heart, Call Me Irresponsible, It Was A Very Good Year, Strangers in the Night, Somethin' Stupid, That’s Life, Fly Me To The Moon, esta New York, New York y por supuesto My Way, que le confiere la categoría de crooner de América. Murió en 1998 con 82 años de edad.

La letra es un canto a Nueva York como lugar donde se pueden hacer realidad los sueños, donde encontrar tu oportunidad, donde ser el mejor.



Su arranque de sección de viento es conocido por todo el mundo, siendo secundado por el resto y de la orquesta, que dan paso a la voz de perfecta dicción y entonación musical del cantante.

Página Oficial

© John Kander, Fred Ebb y Reprise.

Letra Original:
Letra Traducida:
Start spreading the news, I'm leaving today

I want to be a part of it, New York, New York
These vagabond shoes, are longing to stray

Right through the very heart of it, New York, New York

I want to wake up in a city, that doesn't sleep
And find I'm king of the hill, top of the heap


These little town blues, are melting away

I'm gonna make a brand new start of it, in old New York
If I can make it there, I'll make it anywhere

It's up to you, New York, New York

New York, New York
I want to wake up in a city, that never sleeps
To find I'm a number one, head of the list,

Cream of the crop at the top of the heap.

These little town blues, are melting away

I'm gonna make a brand new start of it, in old New York
and If I can make it there, I'm gonna make it anywhere
It's up to you, New York, New York
Comienza a extenderse la noticia, me marcho hoy mismo,
quiero ser una parte de ella, Nueva York, Nueva York.
Estos zapatos vagabundos, están deseando perderse
justo por su mismo corazón, Nueva York, Nueva York.

Quiero despertar en una ciudad que nunca duerme,
y darme cuenta de que soy el rey de la colina,
por encima de los demás.

La melancolía de este pequeño pueblo se está desvaneciendo.
Tendré un flamante nuevo comienzo en la vieja Nueva York.
Si puedo conseguirlo allí, lo conseguiré en todas partes,
está en tus manos, Nueva York, Nueva York.

Nueva York, Nueva York,
quiero despertar en una ciudad que nunca duerme,
y darme cuenta de que soy un número uno, en la cabeza de la lista,
el mejor de todos, un número uno.

La melancolía de este pequeño pueblo se está desvaneciendo.
Voy a tener un flamante nuevo comienzo en la vieja Nueva York.
y si puedo conseguirlo allí, lo conseguiré en todas partes,
está en tus manos, Nueva York, Nueva York.


No hay comentarios:

Publicar un comentario