viernes, 21 de abril de 2017

Presuntos Implicados – En La Oscuridad (letra en español)

“Bueno Guille, como agradecimiento a tu maravillosa entrada del lunes celebrando mis taitantos años, te regalo una de mis canciones favoritas que espero que te guste. En primer lugar, considero que Presuntos Implicados cumple los cánones de la elegancia musical gracias a la voz dulce de Sole Giménez, al acompañamiento instrumental que favorece seguir el hilo de la canción y al lirismo delicado capaz de tratar cualquier tema. Un ejemplo musical que cumple todas estas premisas a la par que destaca por el espíritu corazoniense puede ser En La Oscuridad. En ella deja ver como caer del guindo (o encontrarse con “La oscuridad”) cuando emprendemos rumbos equivocados nos abrirá la puerta de salida de la zona de confort, tan empeñada en mantenernos encerrados en una burbuja de frustración, y podremos retomar nuevos senderos que se acerquen cada vez más a lo que entendemos como vida plena”.
María Carricas.

En 1983 unos jóvenes murcianos Sole Giménez como solista, su hermano Juan Luís Giménez como compositor y guitarrista y Nacho Mañó como productor y bajista, deciden abandonar el grupo en el que estaban para orientarse a la música que se estaba haciendo en la. movida valenciana. Las primeras canciones de Presuntos Implicados (a los que hemos tenido en estas entradas) estaban muy influenciadas por el funk y aunque ganan varios premios nacionales y editan su primer disco Danzad, Danzad Malditos ven que sus ventas no son demasiado elevadas, por lo que se mudan a Valencia en 1987 y evolucionan hacia a un pop romántico con notables influencias del soul y el jazz. Graban su segundo disco De Sol A Sol con les llevará por primera vez a las listas de éxitos con esta maravillad de canción que es En La Oscuridad. Dos años después editan el disco Alma De Blues con el que llegan a ventas de medio de millón de copias merced a canciones como Me Das El Mar, Alma De Blues, No Hay Humor. En 1991 Ser De Agua será el cénit de su carrera con ventas cercanas al millón de ejemplares y sencillos número uno como Llovió, Cómo Hemos Cambiado, o Mi Pequeño Tesoro. Tres años más tarde bajarán en ventas con El Pan Y La Sal a pesar de ser considerado una de sus mejores obras. En 1995 deciden grabar el doble directo La Noche, que será un éxito en todos los países hispanos y en el que encontramos esa preciosidad que es Fallen con la maravillosa Randy Crawford (a la que hemos tenido en estas entradas). Siete, Versión Original, Gente y Postales son sus siguientes trabajos en los que buscarán nuevos sonidos en la música brasileña, ritmos latinos y hasta la electrónica. En 2006 Sole Giménez decide abandonar el grupo para implicarse en su carrera en solitario siendo sustituida por Lydia.

La canción nos habla de una relación que muere por culpa de la otra parte y en la oscuridad le pide que le deje reanudar su vida con las lecciones aprendidas y buscando un nuevo amor que sí cumpla con sus expectativas.



La música es de una gran sensualidad y pausa con los teclados, las guitarras, el bajo y la batería que dan paso a esa voz de terciopelo que detenta Sole Giménez capaz de hacernos vez la decepción.

Página Oficial


Letra Original:
Y en la oscuridad, en la que me deje vencer,
vuelvo a recordar, presa del atardecer.
Encerrado en mi memoria
quedan gotas del silencio que nos vio ceder.

Y en la oscuridad, descubriendo los engaños,
déjame llorar, conseguiste hacerme daño.
Tanta luz que prometías,
se quebró como los días al anochecer.
Y estaba tan perdida.

Déjame continuar,
con mi vida yo no puedo jugar.
No volveré a caer jamás.
Déjame conservar la belleza de esta oscuridad,
donde no volveré a caer jamás,
¡Oh, jamás!.

Y en la oscuridad anulaste mis sentidos,
triste soledad, recompensa de tu olvido.
Tanta luz que prometías,
se quebró como los días que he visto caer.
¡Oh, oh!.

Golpeando los instintos,
voy abriéndome camino hacia la realidad,
y siento que estoy viva.

Déjame continuar,
con mi vida yo no puedo jugar.
No volveré a caer jamás.
Déjame conservar la belleza de esta oscuridad,
donde no volveré a caer jamás

Golpeando los instintos,
voy abriéndome camino hacia la realidad,
y siento que estoy que estoy viva.

Déjame continuar,
con mi vida yo no puedo jugar.
No volveré a caer jamás.
Déjame conservar la belleza de esta oscuridad,
donde no volveré a caer jamás
¡Oh, sí!.

Déjame continuar,
con mi vida yo no puedo jugar.
No volveré a caer jamás.
Déjame conservar la belleza de esta oscuridad,
donde no volveré a caer jamás
¡Oh!

No volveré a caer jamás

No volveré a caer ¡Oh, jamás!.








No hay comentarios:

Publicar un comentario