lunes, 24 de octubre de 2016

America - A Horse With No Name (letra en inglés y traducción al español)

Ante el gran número de peticiones que estamos recibiendo, hemos decidido dar en esta semana cabida a cinco de ellas para mostraros la calidad y diversidad de las propuestas que nos hacéis llegar a través de los diferentes canales que hemos abierto con vosotros, bien en el hilo de peticiones, bien en el chat abierto o en el buzón de corazones o a través de nuestra página en Facebook. Y la primera viene merced a una de nuestras seguidoras más activas que es María y a la que le agradecemos de corazón toda la buena música que nos está haciendo llegar.

America se forma, como no podía ser de otra forma en Londres, je, je, en 1970 con Dewey Bunnell, Gerry Beckley y Dan Peek, tres hijos de militares americanos estacionados en las islas que se habían conocido en el colegio y que habían coincidido en su gusto por la música folk que practicaban Crosby, Stills, Nash & Young. Un año más tarde graban su primer disco, America, con el que alcanzan el éxito merced a esta A Horse With No Name que será número uno en todo el mundo, aunque las malas lenguas siempre dirán que fue más porque la gente al escucharla pensaban que era de Neil Young (al que hemos tenido en esta y esta entradas). Aprovechando el tirón lanzan en 1972 Homecoming que tiene buen comportamiento en listas con Ventura Highway pero sin las mismas ventas que el anterior. Tras fallar de nuevo con Hat Trick un año después, deciden ponerse en manos del genial productor George Martin para su cuarto disco Holiday con el que colocan dos canciones, Tin Man y Lonely People, en el Top4 y Top5 de las listas americanas respectivamente. En 1975 vuelven a la carga con Hearts que les otorga un nuevo número uno con Sister Golden Hair (no exento de polémica por “inspirarse” en temas como este My Sweet Lord que os hemos ofrecido en esta entrada). El grupo entra en decadencia y los siguientes álbumes no tendrán apenas repercusión y la crisis se agrava con la salida amistosa de Dan Peek que se vuelca en la música cristiana para salir de la espiral de drogadicción en la que se movían los componentes de la banda. Sólo volverán a las listas con la canción You Can Do Magic en 1982 aunque no por ello han dejado de actuar en giras por todo el mundo donde ofrecer sus canciones de siempre.

La letra ha sido interpretada por unos como una descripción descarnada de la vida como una sucesión situaciones sin sentido que conducen a la muerte, pero en el desierto puedes estar seguro ya que allí puedes recordar tu nombre porque no hay nadie que te vaya a hacer daño; mientras que otros hablan de las paranoias que le sobrevienen a una persona enganchada al caballo sin nombre (la heroína).



La música arranca con unas notas de guitarras acústicas sobre la que escuchamos la voz aguda y monótona del cantante que es acompañado primero por el bajo, después por la percusión y más tarde las perfectas armonías vocales del grupo, creando así una obra de gran impacto.

Página oficial

© Dewey Bunnell y Warner Brothers.

Letra Original:
Letra Traducida:
On the first part of the journey
I was looking at all the life
There were plants and birds and rocks and things
There was sand and hills and rings
The first thing I met was a fly with a buzz

And the sky with no clouds
The heat was hot and the ground was dry
But the air was full of sound

I've been through the desert on a horse with no name
It felt good to be out of the rain
In the desert you can remember your name
'Cause there ain't no one for to give you no pain
La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la

After two days in the desert sun
My skin began to turn red
After three days in the desert fun

I was looking at a river bed
And the story it told of a river that flowed
Made me sad to think it was dead

You see I've been through the desert on a horse with no name
It felt good to be out of the rain
In the desert you can remember your name
'Cause there ain't no one for to give you no pain
La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la

After nine days I let the horse run free

'Cause the desert had turned to sea

There were plants and birds and rocks and things
there was sand and hills and rings
The ocean is a desert with it's life underground
And a perfect disguise above
Under the cities lies a heart made of ground

But the humans will give no love

You see I've been through the desert on a horse with no name
It felt good to be out of the rain
In the desert you can remember your name
'Cause there ain't no one for to give you no pain
 La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la
Durante la primera parte del viaje,
yo iba mirando a toda la vida,
había plantas, y pájaros, y rocas y cosas,

había arena y colinas y anillos.
La primera cosa que me encontré fue una mosca con un zumbido
y el cielo sin nubes.
El calor era fuerte y la tierra estaba seca,
pero el aire estaba lleno de sonido.

He cruzado el desierto sobre un caballo sin nombre,
me sentía bien estando fuera de la lluvia,
en el desierto, puedes recordar tu nombre,

porque no hay nadie para hacerte daño.

La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la

Después de dos días bajo el sol del desierto,
mi piel comenzó a ponerse roja.
Después de tres días bajo la diversión del desierto,
yo estaba mirando al cauce de un río,
y la historia que contaba sobre un río que fluía,
me puso triste al pensar que estaba muerto.

Ya ves, he cruzado el desierto sobre un caballo sin nombre,
me sentía bien estando fuera de la lluvia,
en el desierto, puedes recordar tu nombre,

porque no hay nadie para hacerte daño.

La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la

Después de nueve días, dejé que el caballo corriese libre,
porque el desierto se había convertido en un mar.
Había plantas, y pájaros, y rocas y cosas,

había arena y colinas, y anillos.
El océano es un desierto con su vida de bajo,

y un disfraz perfecto por encima.
Bajo las ciudades, yace un corazón hecho de tierra,
pero los humanos, no dan amor.

Ya ves, he cruzado el desierto sobre un caballo sin nombre,
me sentía bien estando fuera de la lluvia,
en el desierto, puedes recordar tu nombre,

porque no hay nadie para hacerte daño.

La, la, la la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la la, la la la, la, la


1 comentario:

  1. Muchas gracias tocaya por las grandes clásicos que haces llegar al blog

    ResponderEliminar