jueves, 30 de abril de 2015

Dire Straits - Brothers In Arms (letra en inglés y traducción al español)

El otro día estaba hablando con un par de amigas, y en un momento de la conversación una de ellas me comentaba como su pareja (algo más joven) se mofaba con sus hijos de ella cuando esta ponía en el coche música de los ochenta, diciendo “ya ha puesto Mamá el casete”. Y sí, ¡qué puñetas! somos de unos tiempos en los que la música se escuchaba en radiocasetes y donde cuando le querías decir a alguien que la/lo querías era mediante una cinta con tus canciones preferidas. Por supuesto para nosotros no habrá década mejor, pero es que posiblemente sólo los sesenta se la pueda igualar.

Para nosotros musicalmente los ochenta empiezan a finales de los setenta con la decadencia del punk y terminan a principio de los noventa con la popularización del grunge. Y así uno de los grupos míticos de los ochenta como es Dire Straits (a los que hemos tenido en esta entrada) surge en 1977 cuando Mark Knopfler, un escocés licenciado en Filología Inglesa que llevaba sobreviviendo como podía en Londres desde hacía cuatro años, convence a su hermano David Knopfler (guitarrista rítmico), a su compañero de piso John Illsey (bajista) y a un amigo común Pick Whiters (baterista) para reunir unas 120 libras que les permitieran grabar una maqueta donde estaba la increíble Sultans Of Swing. Consiguen que la radien en la BBC lo que les da la oportunidad de grabar su primer disco un año después. Su calidad hace que empiecen a ser apreciados por los aficionados más exigentes por lo que cuando en 1979 lanzan Comuniqué éste les consolide como una banda de éxito. La gira provoca graves tensiones entre los hermanos Knopfler terminando con la salida de David Knopfler en 1980 antes de publicar su tercer álbum Making Movies, el cual contendrá temas espectaculares como Tunel Of Love o Romeo And Juliet y que les convierten en uno de los grupos más importantes del momento. Su éxito les permite realizar experimentos arriesgados como componer una canción de catorce minutos (Telephone Road) que terminará siendo aclamada por la crítica especializada. En 1985 alcanzan el cénit de su popularidad con Brother In Armas un disco con 30 millones de copias vendidas en el que encontramos clásicos como esta Brothers In Arms, So Far Away, Walk Of Life o Money For Nothing. Tras una gira agotadora que dura dos años y con más de 240 conciertos, se tomarán un descanso en el que los integrantes participarán en proyectos paralelos. Y cuando en 1991 su siguiente disco On Every Street tiene unos resultados decepcionantes para lo que había sido su carrera, Mark Knopfler decida cerrar el kiosco y continuar su carrera en solitario.

La letra nos de la guerra en la que se encuentra lo peor del ser humano como es la muerte y la destrucción, pero en la que puedes hallar a otros hermanos en armas que te salvarán la vida. Deberíamos ser capaces de comprender que sólo tenemos un mundo y una vida y vivir en paz.



El inicio lo realiza la guitarra prodigiosa de Mark Knopfler con un fondo de teclados y de efectos de sonido de tormenta. Posteriormente entra la voz susurrante y triste del solista con un fondo de sintetizador en modo concertina, a la que se unen el bajo y la batería.

© Mark Knopfler y Vertigo.

Letra Original:
Letra Traducida:
These mist covered mountains
Are a home now for me
But my home is the lowlands
And always will be

Some day you'll return to
Your valleys and your farms
And you'll no longer burn
To be brothers in arms

Through these fields of destruction
Baptisms of fire
I've witnessed your suffering
As the battles raged higher

And though we were hurt so bad
In the fear and alarm
You did not desert me
My brothers in arms

There's so many different worlds
So many different suns
And we have just one world
But we live in different ones

Now the sun's gone to hell
And the moon's riding high
Let me bid you farewell
Every man has to die

But it's written in the starlight
And every line in your palm
We're fools to make war
On our brothers in arms
Estas montañas cubiertas de niebla
son ahora un hogar para mí,
pero mi hogar son las tierras bajas
y siempre lo serán.

Algún día volveréis
a vuestros valles y granjas
y nunca más arderéis (en deseos)
de ser hermanos en armas.

A través de estos campos de destrucción,
bautismos de fuego,
he presenciado vuestro sufrimiento
mientras la ira crecía en la batalla;

y aunque me hirieron gravemente
en la alarma y el miedo
no me abandonasteis,
mis hermanos de armas.

Hay tantos mundos diferentes,
tantos soles diferentes
y nosotros tenemos sólo un mundo,
pero vivimos en varios.

Ahora el Sol se ha ido al infierno,
y la Luna cabalga en las alturas.
Dejad que me despida;
todo hombre ha de morir.

Pero está escrito en el brillo de las estrellas
y en cada línea de vuestra mano,
qué estupidez es que hagamos la guerra
contra nuestros hermanos en armas.




3 comentarios:

  1. Una de las mejores canciones que he escuchado en mi vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sin duda, es un clásico que pedurará por siempre.

      Esperamos que nos sigas acompañando en el blog.

      Eliminar