domingo, 4 de mayo de 2014

Marwan - Mi Columpio (letra en español)

Hoy celebramos en España el día de la Madre, que como podéis ver en el enlace de Wikipedía se celebra en una fecha distinta en cada país, y mis chicas Bristol me han recordado que todas son progenitoras y que quieren su canción. Aunque el Creador nos ha señalado al domingo como día festivo y dedicado en exclusiva a la labor de alabarle, sé que Él es más indulgente que mis amas, que si al primero con una confesión le vale a las segundas ni con una libra de carne les bastaría, así que aquí les doy una canción con el deseo que les agrade, que los Padrenuestros ya les iré rezando.

Ya hemos tenido al cantautor hispano-palestino en esta entrada. En ella nos hacíamos eco de que sus inicios estuvieron orientados más en la senda del heavy, mas tuvo la “desgracia” de que empezó a escuchar a Serrat (al que hemos tenido en esta, esta, esta y esta entradas), Silvio (en esta entrada), Sabina (en esta, esta y esta entradas) y claro, frente a estas temidas SSS es imposible no caer rendido, por lo que empezó a componer canciones en las que intentar dibujar con palabras los sentimientos que le alegraban y atormentaban. Inicios duros y complicados, pero a base de tesón y esfuerzo se ha ido ganando un lugar entre los ambientes independientes españoles primero, e iberoamericanos después. Y además, teniendo a mis chicas de groupies y a María Luisa como sacerdotisa de su religión, no le queda más remedio que tener éxito y tejer estrofas con las que crear tapices de sueños.

Es claro que el hecho de compartir cuerpo durante al menos nueve meses (diez en mi caso) es causa suficiente para que desde el momento de que somos concebidos sea con nuestra madre con la que la risa siempre es más plena, las lágrimas más liberadoras, las derrotas menos duras y las metas más cercanas. Hasta el más malvado siempre tendrá en ella una oportunidad de redención, y por muy mala que ella haya sido (que las ha habido y hay) será más recordada su caricia que su zapatilla.



En lo musical Marwan es un cantautor clásico donde la guitarra será el instrumento principal que sirva de apoyo de su voz, lo justo para dotar de melodía los versos que el declama.


© Marwan y SurClub.

Letra Original:
Tuve mi casa en tu sujetador y me hice un columpio con tu falda.
Le diste cuerda a mi corazón, lo cogiste en brazos lo bañaste en calma.
Tú siempre sacaste a mi ilusión de su coma profundo,
hoy voy a echarle ARENA a los relojes para estar más tiempo juntos.

Tus ojos son dos faros de mar y tus manos mi salida de emergencia
y esta canción es para explicar que yo te amaré hasta cuando no te entienda.
Traes tantas SEMILLAS en tu boca que al besarme nacen flores,
¿cómo explicar que no se hablar de mi sin pronunciar tu nombre?

Tú eres el otro sol, el que más hace falta,
tú eres un salvavidas y a la vez eres el agua
y la felicidad es verte andar por casa,
todas esas arrugas que la RISA hizo en tu cara.
Madre, siempre habrá, estemos donde estemos,
una gran línea recta entre tu cuerpo y mi cuerpo.

Dame la mano y escúchame: ven conmigo cuando estés desencontrada
que ahora me toca a mi devolver tus abrazos cuando el mar me dio la espalda.
Madre, me parezco tanto a ti que a veces cargas con mis miedos
y te siento tan parte de mi que toco el MUNDO con tus dedos.

Tú eres el otro sol, el que más hace falta,
tú eres un salvavidas y a la vez eres el agua
y la felicidad es verte andar por casa,
todas esas ARRUGAS que la risa hizo en tu cara.
Madre, siempre habrá, estemos donde estemos,
una gran línea recta entre tu cuerpo y mi cuerpo.

Si tú te caes me rompo yo, de mis heridas sangras tú,
ABRÁZAME que luego uno se arrepiente.
A veces miro alrededor y veo que hay tan poca luz
que sólo quiero estar de vuelta hacia tu VIENTRE.

Tú eres el otro sol, el que más hace falta,
tú eres un SALVAVIDAS y a la vez eres el agua.


No hay comentarios:

Publicar un comentario