jueves, 15 de mayo de 2014

Luciano Pavarotti – Caruso (letra en italiano y traducción al español)

Hay cantautores que cuando terminan de componer una canción saben que esta les trasciende, que por muy buena que sea su interpretación esta está destinada a convertirse en mito en las cuerdas vocales de otra persona, y que a partir de ese momento su obra dejará de ser suya para ser el apellido de un nombre que le opacará por siempre. La entrada de hoy es un caso paradigmático, donde Lucio Dalla pone música y letra a un momento trágico y hermoso de la vida de Enrico Caruso para que todos la recordemos de la mano del gigante italiano.

Luciano Pavarotti nace en Módena en 1935 dentro de una familia humilde pero con una gran afición musical. Su madre le convence para que deje sus sueños de ser portero de fútbol para que estudie canto. Tras pasar por papeles cortos, debuta como tenor principal en La Boheme con 26 años. Forma equipo con la soprano Joan Sutherland y la mezzosoprano Marilynn Horne convirtiéndose en las estrellas de la ópera en EE.UU. Su popularidad era enorme entre los melómanos, pero el momento en el que se convierte en un ídolo mundial para todos los públicos es cuando participará con Plácido Domingo (al que hemos tenido en esta entrada) y José Carreras (al que hemos tenido en esta entrada) en la serie de conciertos de los Tres Tenores con audiencias millonarias en televisión. Desde entonces menguan sus actuaciones en óperas y aumentan sus encuentros con estrellas de la música del momento como U2 (a los que hemos tenido en esta entrada) y muchos más a los que irá reuniendo en una serie de conciertos benéficos a favor de la ONG War Child. En 2007 muere de un cáncer de páncreas.

La letra hace referencia a una leyenda de esas que hacen cierta la frase “si non è vero è ben trovato” que dice que en los últimos meses de vida de Enrico Caruso tomó como pupila a una joven cantante a la que daba clases de canto y de la que se fue enamorando. Y así, una noche, roto de amor, pidió que sacasen el piano a una terraza del hotel donde residía (con su mujer e hija por cierto) y empezó a cantar su amor con los temas que le habían convertido en el ídolo del momento. Los pescadores le escucharon y volvieron a puerto anclando bajo la terraza, y toda la población de Sorrento se congregó para asistir a la que todos sabían que sería la última actuación del divo. Una vez concluida se desplomó y moriría dos días después.



La música empieza con unos teclados en modo clavicordio que da paso al resto de la orquesta. Después entra al tenor que se queda con el piano como fondo, para ser apoyado por todos los instrumentos en el estribillo mientras él se dedica a desplegar todas su potencia vocal.


© Lucio Dalla y Decca.

Letra Original:
Letra Traducida:
Qui dove il mare luccica
e tira forte il vento
su una vecchia terrazza
davanti al golfo di Surriento
un uomo abbraccia una ragazza
dopo che aveva pianto
poi si schiarisce la voce
e ricomincia il canto.

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint'e vene sai.

Vide le luci in mezzo al mare
pensò alle notti là in America
ma erano solo le lampare
e la bianca scia di un' elica.
Sentì il dolore nella musica,
si alzò dal pianoforte
ma quando vide la luna uscire da una nuvola
gli sembrò dolce anche la morte.
Guardò negli occhi la ragazza,
quegli occhi verdi come il mare,
poi all'improvviso uscì una lacrima
e lui credette di affogare.

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint'e vene sai.

Potenza della lirica
dove ogni dramma è un falso
che con un po' di trucco e con la mimica

puoi diventare un altro.
Ma due occhi che ti guardano
così vicini e veri
ti fan scordare le parole,
confondono i pensieri.
Così diventa tutto piccolo,
anche le notti là in America,
ti volti e vedi la tua vita
come la scia di un'elica.
Ma sì, è la vita che finisce,
ma lui non ci pensò poi tanto
anzi si sentiva già felice
e ricominciò il suo canto.

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint'e vene sai

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint'e vene sai
Aquí donde el mar reluce
y sopla fuerte el viento
sobre una vieja terraza
frente al golfo de Sorrento
un hombre abraza a una muchacha
después de que había llorado
luego se aclara la voz
y vuelve a dar comienzo al canto.

Te quiero mucho,
pero mucho, mucho, sabes...
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes...

Vio las luces dentro del mar,
pensó en las noches allí en América
pero sólo eran los fanales
y la blanca estela de una hélice.
Sintió el dolor en la música,
se levantó del piano
pero cuando vio la luna salir tras una nube

le pareció dulce incluso la muerte.
Miró en los ojos la muchacha,
esos ojos tan verdes como el mar
luego de repente salió una lágrima
y él creyó de ahogar.

Te quiero mucho
pero mucho, mucho, sabes...
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes...

Fuerza de la lírica
donde cada drama es un falso,
donde con un buen maquillaje y con la mímica
puedes llegar a ser otro.
Pero dos ojos que te miran
tan cercanos y tan auténticos,
te hacen olvidar palabras,
confunden pensamientos.
Así todo parece tan pequeño,
también las noches allí en América
miras atrás y ves tu vida
como la estela de una hélice.
Sí, es la vida que se acaba
sin embargo él no lo pensó tanto
por el contrario, se sentía ya feliz
y volvió a comenzar su canto.

Te quiero mucho
pero mucho, mucho, sabes...
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes...

Te quiero mucho
pero mucho, mucho, sabes...
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes...


8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Una gran canción de un grande a otro.

      Esperamos que nos sigas acompañando en el blog.

      Eliminar
  2. Lee la historia, luego la letra. Finalmente haz click en rl enlace, cierra los ojos y deja que entre. Siente..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es de las canciones en las que la intrahistoria de su composición es básica para poder extraer toda la esencia de la misma y disfrutarla por entero.

      Espero que nos sigas acompañando en el blog.

      Eliminar
  3. La composicion de la cancion es de Lucio Dalla, mejor interprete para mi gusto el tenor Luciano Pavarotti

    ResponderEliminar
  4. El único pero a la letra es la traducción. No se requiere saber italiano para que salten pequeñas inconsistencias en la sintaxis.

    ResponderEliminar
  5. El único pero a la letra es la traducción. No se requiere saber italiano para que salten pequeñas inconsistencias en la sintaxis.

    ResponderEliminar
  6. Cada vez que la escucho me dejo llevar con esta bellísima canción amo la voz de Pavarotti, pero también me gusta y prefiero escucharla en la versión de Il Volo suena más pasional y me da muchas emociones con esas voces 😍😍😍😍💜💜❤

    ResponderEliminar