miércoles, 13 de febrero de 2013

Chris de Burgh – The Lady In Red (letra en inglés y traducción al español)


Si tenemos que asociar algún color al amor, sin duda es el rojo, por el rubor, la sangre alterada, la pasión descontrolada. Y es bien cierto que las féminas lo usan con gran profusión en sus atuendos, complementos y maquillajes como elemento llamativo y favorecedor. Por lo tanto no es nada extraño que una de las baladas románticas más famosas sea esta canción compuesta por Chris de Burgh a mediados de la década de los ochenta, que ha sido la banda sonora de muchos romances y el tema musical de un sin número de reconciliaciones, o al menos de su intento.

El cantante y compositor ha tenido que explicar en numerosas ocasiones que no es autobiográfica, si no una reflexión sobre cómo la mayor parte de los hombres desconocen cómo estaban vestidas ellas cuando se enamoraron, y de cómo un día (si son afortunados, añado yo) se dan cuenta de lo maravillosa que es la persona con la que comparten la vida y no pueden por menos que dar gracias al cielo. Esta sociedad, o a lo mejor es que así es la vida, nos somete a un carrera descontrolada en la que los novios se casan, trabajan, tienen hijos, los educan, los “echan” de casa, se van a Benidorm, y de ahí al asilo y al hoyo, todo a la carrera. Pero algunos tienen la oportunidad de parar, mirar a su alrededor y darse cuenta de cuáles eran sus sueños y dónde están, de quiénes están a su alrededor y por qué. Entonces tal vez miren a su pareja y sea una persona desconocida, a la que da menos de lo que merece y a la que merece menos aún. Es en ese momento en el que puede volver a su vida anterior de cómoda ceguera esperando que la rutina le salve, o puede ser valiente, volver a coger el hilo de su relación y recorrer el laberinto que le conduzca al amor de verdad. Así que no seáis mentecat@s, y cuando os caigáis del caballo camino de Damasco tomad la misma decisión de San Pablo y cambiad, y no sigáis siendo un Al Bundy cualquiera.



La música de The Lady In Red es melosa hasta el empacho, empezando con unos teclados, un ritmo de batería, y unos coros femeninos, para que entre la voz apoyándose en el bajo. En el estribillo entra un poco de guitarra, que se queda en los interludios. Pero todos los elementos musicales están diseñados para acompañar una voz clara, con una pronunciación perfecta, y con capacidad de llegar a algunos agudos.

Y mucho cuidado con las mujeres de rojo, que son de las que se quedan tu corazón y no los devuelven hasta que les prometes pasar a su lado el resto de tu vida.


© Chris de Burgh y A&M

Letra Original:
Letra Traducida:
I've never seen you looking so lovely as you did tonight.
I've never seen you shine so bright.
I've never seen so many men ask you if you wanted to dance.
They're looking for a little romance, given half a chance.
And I've never seen that dress you're wearing,
or the highlights in your hair that catch your eyes.

I have been blind.
The lady in red is dancing with me, cheek to cheek.
There's nobody here, it's just you and me.
It's where I want to be,
but I hardly know this beauty by my side.
I'll never forget the way you look tonight.

I've never seen you looking so gorgeous as you did tonight.
I've never seen you shine so bright, you were amazing.
I've never seen so many people want to be there by your side.
And when you turned to me and smiled, it took my breath away.
And I have never had such a feeling,
such a feeling of complete and utter love as I do tonight.

The lady in red is dancing with me, cheek to cheek.
There's nobody here, there's nobody here,
It's just you and me.
It's where I want to be,
But I hardly know this beauty by my side,
I'll never forget the way you look tonight.
I never will forget the way you look tonight...
The lady in red, the lady in red.
The lady in red, my lady in red.
Nunca te había visto lucir tan hermosa como esta noche.
Nunca te había visto brillar tan fuerte.
Nunca había visto tantos hombres pedirte si querías bailar.
Ellos buscan un pequeño romance, buscando una oportunidad.
Y nunca te había visto ese vestido que llevas,
ni los reflejos en tu cabello, que llegan hasta tus ojos.
He estado ciego.
La dama de rojo está bailando conmigo, mejilla con mejilla.
No hay nadie aquí, sólo tú y yo.
Es donde quiero estar,
pero apenas conozco a esta belleza que está a mi lado.
Nunca olvidaré la manera en que luces esta noche.

Nunca te había visto lucir tan hermosa como esta noche.

Nunca te había visto brillar tan fuerte, estabas increíble.
Nunca había visto tanta gente querer estar a tu lado.

Y cuando te volviste hacia mí y son reíste, me quedaste sin respiración.
Y nunca había tenido una sensación así,
una sensación de completo y absoluto amor, como esta noche.

La dama de rojo está bailando conmigo, mejilla con mejilla.
No hay nadie aquí, no hay nadie aquí,
sólo tú y yo.
Es donde quiero estar,
Pero apenas conozco a esta belleza que está a mi lado,
nunca olvidaré la manera en que luces esta noche.
Nunca olvidaré la manera en que luces esta noche...
La dama de rojo, la dama de rojo.
La dama de rojo, mi dama de rojo.


4 comentarios:

  1. Maravillosa canción. Quizás de las mejores bandas sonoras de una relación mágica...

    ResponderEliminar
  2. Hermosa canción lá única melodia que me hace recordar

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es una gran canción por la que no pasan los años.
    Espero que nos sigas acompañando en la vida de este blog.

    ResponderEliminar